Mañana el aire presentará una alta concentración de polvo sahariano


21/02/2017

Juan José Villena

Redactor


Hoy ya se ha dejado notar en la provincia de Alicante, donde a pesar de los grandes claros el cielo ha presentado un aspecto blanquecino. En las próximas horas el ambiente brumoso y calimoso se extenderá al resto de la Comunidad. Mañana se reducirá la visibilidad y las temperaturas subirán, con máximas que rondarán los 20ºC en el litoral y el prelitoral.


Imagen del satélite Terra (MODIS) tomada este mediodía. Fuente: NASA.

 

En las últimas horas el cielo ha ido tornándose blanquecino en la mitad sur de la Comunidad y la visibilidad se ha reducido de forma notable. Sin cirros, ni altocúmulos, el azul añil ha dejado paso a una bruma cargada de polvo en suspensión.

La nube de partículas de arena sahariana ha permanecido hasta el mediodía anclada en el tercio sur peninsular, cubriendo buena parte de la provincia de Alicante. Esta tarde, poco antes de la puesta de sol, el astro rey ya lucía difuminado entre el velo de polvo en el centro de la provincia de Valencia.

Los modelos prevén dos irrupciones de aire con altas concentraciones de arena. La primera llegará esta madrugada y cruzará la Comunidad Valenciana de sur a norte. Mañana será un día de grandes claros, entre algunas nubes bajas en el tercio sur y pinceladas de cirros en el resto. Sin embargo, el cielo presentará un aspecto enmarañado.

En la madrugada del jueves llegará el segundo, y más denso, envite.  Este día aún será más calimoso. Entre esta jornada y la del viernes los estratos y los cúmulos ganarán terreno  e incluso descargarán algunos chubascos débiles e irregulares, más probables en las provincias de Valencia y Alicante. Las precipitaciones irán acompañadas de barro.

El polvo en suspensión deja entrever una masa de aire tropical que mañana provocará, además, un ligero a moderado ascenso de temperaturas. En las comarcas litorales y prelitorales las máximas rondarán la marca de 20ºC y el jueves, puntualmente, la superarán.

Estas partículas sólidas suspendidas en el aire empeoran la calidad de éste y pueden llegar a agravar ligeramente las alergias y los problemas respiratorios, sobre todo en las personas de edad avanzada. También pueden pasar factura a las marcas de los deportistas que llevan a cabo su actividad al aire libre.

¿Cómo ha llegado hasta aquí?

El embolsamiento de aire frío que dejó hace un par de días las precipitaciones torrenciales de Málaga ahora sobrevuela la costa oeste Marruecos. Desde Casablanca, y vinculado a un pequeño centro de bajas presiones, está bombeando hacia la península viento del sur y sureste en las capas medias de la troposfera. Éste arrastra una masa de aire cargada de polvo en suspensión. Una parte del Sáhara se quedará con nosotros hasta el viernes.

Síguenos en Facebook y en Twitter.